BIOGRAFÍA

Raúl Huerta nació en Arequipa (Perú) y creció bajo la influencia de una familia de músicos arraigados a su tierra y que son referentes de la música tradicional de su ciudad, como su abuelo Antonio Tapia “Chocomel” quien le enseñó los secretos de la guitarra; y aunque la música arequipeña la lleva en sus venas, pronto sería llamado por una nueva corriente musical que influiría en su carrera; la llamada Nueva Trova.

 

Él es en esencia un trovador, porque si bien ha cultivado distintos géneros de la música a lo largo de su carrera, su alma de creador de mensajes ha calado hondo entre sus seguidores; porque a partir de la experiencia de cantar trova por todo el país y al lado de grandes exponentes, como el propio Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Fito Paéz en distintos países de América Latina, Raúl abrió su propio espacio consolidándose por como un gran compositor grabando su primer disco en 1989 al que llamó “Solo un rumor”.

 

Esto le abriría nuevas oportunidades  de crecimiento musical y también de nuevas experiencias con la música afro-peruana y el ritmo caribeño de Juan Luis Guerra, añadiéndole un giro a su trabajo que lo llevaría a transitar por nuevos caminos en su carrera; hasta que en 1995 graba su segundo álbum “Son pa’quererte”, que es un disco lleno de poesía amor.

 

Con todo ese bagaje, decide cruzar el Atlántico y se establece en Suiza, intentando conquistar al público europeo, pero la realidad es otra y el proceso de adaptación es duro. Hasta que logra abrirse un espacio junto a otros músicos y forma el grupo “Ceviche mixto”, con el que recorre tabernas y escenarios tocando música criolla y afro peruana, logrando el reconocimiento de miles de seguidores.

 

A pesar de la ausencia en su país, Raúl conserva una legión de seguidores que extrañan su voz y su arte, por lo que decide embarcarse en una nueva producción discográfica y así, en el 2008, graba “Cosas raras” que es un homenaje a esos años de su recorrido en Europa y lo hace con una fuerte influencia del rock, como para cerrar un círculo que lo enriqueció durante casi una década.

 

Dos años después, como una suerte de regreso a la semilla, graba “Días de trova” (2011), un disco sencillo, acústico, grabado en Perú y que es un homenaje a los grandes maestros de la trova y que él interpretó con tanta pasión en su vida. Con ésta producción inicia una gira europea junto a César Correa en el piano y Edgar Vente en el cajón.

 

Pero nada en la vida de Raúl Huerta se detiene; y en el 2013, logra uno de sus más grandes sueños, tocar en Arequipa (Perú) junto a la Orquesta Sinfónica en el Teatro Municipal ante un auditorio repleto que cantó sus canciones y fue un homenaje a la ciudad que lo vio nacer. Aquel concierto le valió el reconocimiento de la Municipalidad Provincial que le otorgó la Medalla de Oro de la Ciudad. Este concierto fue editado en CD y DVD bajo el titulo "Homenaje a Arequipa" Raul Huerta y Orquesta Sinfónica de Arequipa (2013).

 

La última creación de Raúl Huerta es “De colores” (2015) una nueva producción musical, esta vez de la mano del prestigioso pianista y productor británico Alex Wilson, que logra otra dimensión, con una gran solidez, energía, profundidad y originalidad antes no alcanzada y que recorren parte de los avatares de la vida del cantautor; acompañado de grandes músicos en la grabación como Dudu Penz de Brasil en el bajo, Edwin Sanz de Venezuela en la percusión, Andreas Kühnrich de Suiza en el Cello, Irene Hofstetter de Suiza en la voz femenina y Rodrigo Rodriguez de Colombia en los coros, se consigue un álbum con una sonoridad excepcional, con una riqueza y un calidad digna de destacar. Cabe señalar que el productor musical Alex Wilson produjo el CD "Area 52 Cuba" del duo mexicano de guitarristas Rodrigo y Gabriela y fue también premiado por su álbum "Mali Latino" por la crítica especializada en World Music, entre muchos otros trabajos de gran nivel.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now